Producto de la goleada en manos de Defensa y Justicia, Gustavo Álvarez renunció a su cargo como entrenador de Temperley”.

“Lo mejor para esta faceta es un nuevo conductor. Hay un proceso que se fue desgastando producto de los resultados”, dijo tras el 1-4 ante el Halcón. El Celeste suma su cuarta causa consecutiva, lo que lo deja en la última posición en la zona de descenso y la tabla de posiciones.

En su primer semestre al frente del plantel, Álvarez realizó un buen trabajo sumando puntos importantísimos e incluso dejando afuera del descenso al Gasolero, sin embargo tuvo un desempeño muy pobre desde el comienzo de la Superliga, lo que lo llevó a esta decisión, que lo convierte en el sexto técnico que renuncia a su puesto en ocho fechas disputadas.