Uno de los talentos que Vélez vio en la última década fue Ricky Álvarez, sin embargo el zurdo se marchó rápido de Liniers. Finalmente por estas horas su regreso parece haber quedado consumado.

El mediapunta, quien a los 31 años quedó libre de Atlas de México, acomodó sus pretensiones y su nombre está al caer para formar parte del plantel de Gabriel Heinze, consumando así su regreso al país luego de caerse en su momento el paso a San Lorenzo.

Luego de emigrar del país en 2011, Álvarez pasó por Europa para vestir las camisetas de Inter y Sampdoria de Milán, y Sunderland de Inglaterra, además del paso reciente por el club mexicano.

De esta manera el Gringo sumará otro refuerzo además de las ya anunciadas contrataciones de Mauro Pittón y Ricardo Centurión.