Son las últimas horas de la campaña electoral de cara a las elecciones presidenciales en Boca. Luego de realizar un acto político en Rosario, Juan Román Riquelme brindó una entrevista al programa Intrusos y afirmó: “Todo el país sabe que tenemos que el domingo tenemos que ganar. Tenemos que ser cuarenta o cincuenta mil. Soy un ciudadano normal y quiero que mi hijo crezca en un país sano. Mi hija está contenta que va a ir a votar por primera vez y no tengo dudas que va a ser una fiesta”, indicó.

“Cada uno usa su forma de llegar al domingo como le conviene. Si hoy le preguntás a lo que están quién es el mejor presidente de la historia, te van a decir Macri. Reconocemos que fuimos afortunados que acompañados a  Macri en esos años, pero estos cinco años son los peores de la historia de nuestro club. Trato de ser normal y que la gente entienda. Estamos sufriendo y no lo vemos bien al club, y en el fútbol podemos ayudar”, puntualizó Román.

Sobre su relación con Diego Maradona, soltó: “Está igual que siempre. Nunca tuve relación, solo fuimos compañeros en 1997. Junto con Messi son los dos más grandes. Sé las declaraciones que dijo ahora y lo que haga con su vida no me interesa”, indicó. Además, se refirió al futuro

“Estamos cansados que nuestro rival festeje tan seguido. Nos molesta. Por eso queremos ayudar al club. River es el que mejor juega y tienen un gran entrenador. No me da vergüenza reconocer las cosas”, subrayó sobre el presente del Millonario.

Consultado por el futuro de Carlos Tevez en Boca, afirmó: “Carlitos es alguien que queremos mucho. Creo que todavía puede darle mucho a nuestro club. Tiene que volver a recuperar la alegría que tenía de chiquito. Siempre quiero a Tevez en el equipo y es de una categoría superior”, manifestó.

“Es parte del juego. Uno cuando toma una decisión como esta, sabemos que va a pasar esto. Estoy feliz de la decisión que tomé porque creo que es momento de ayudar a mi club. Hace muchos meses venimos armando esto con varios compañeros: Battaglia, Bermúdez, Cascini, Delgado. Estamos preocupados por nuestro club”, contó el ídolo sobre los ex futbolistas que estarán en caso de que Ameal gane las elecciones.

Para finalizar, contó las charlas que mantuvo con Daniel Angelici y Mauricio Macri: “Me reuní con el presidente (Angelici) que está ahora hace nueve meses. Los tres que se van a postular querían que los acompañe y me haga cargo del fútbol. Vino con Gribaudo y hablamos tres horas”. Y agregó: “Vino el último tiempo, cuando se jugó la semifinal con River por Copa Libertadores y me sonó el teléfono. Me llamó por teléfono el presidente de mi país (Mauricio Macri). Son cinco segundos inolvidables para mí. Me dijo que estaba preocupado por nuestro club. Me dijo que me siente con Daniel y le dije que no me iba a sentar con él. Te mandó a mi Daniel (Angelici) y vos mandás a tu Daniel (el representante de Riquelme). Ahí salen las reuniones que dice este hombre que se sentó siete veces con mi representante”, sentenció.

Más de Riquelme:

El planteo de Alfaro ante River por Superliga: “No nos gustó mucho ver a un número nueve jugar de volante derecho. Cada uno tiene su lugar en la cancha y nos resultó raro. Soldano hizo lo que pudo, pero cuando te ponen en un lugar que no es el tuyo, te hace un poquito de ruido. Hay un entrenador y habrá pensado otra cosa”

Su rol en Boca: “Creemos que en lo deportivo podemos ayudar. Pienso mucho y tomo las cosas con calma. Si algún día quiero ser presidente, tengo que aprender muchísimo. En el fútbol puedo ayudar y mis compañeros también. Desde la primera hasta el fútbol femenino, con todos los muchachos”.

El recuerdo con Daniel Passarella: “Cuando me secuestraron a mi hermano, fue el primero que me llamó”.

Las agresiones del oficialismo: “Suena gracioso. Me estoy divirtiendo y está divertido todo esto. Como presidente me votó en contra cuando me tenían que renovar mi contrato. Cuando terminé jugando en Argentinos Juniors fue porque él me empujó a irme. Ahora le decís no y se enoja”.