Con el cambio de autoridades en el Xeneize el rol de Juan Román Riquelme ya lo encuentra trabajando por el club. Por ello en las últimas horas se comunicó con el entorno del exjugador de Belgrano y Racing.

Renzo Saravia, defensor que desde mitad de año está en Porto de Portugal, está en la órbita de la nueva directiva y el hecho de haber saltado a Europa sin demasiada continuidad puede abrirle una puerta a su llegada.

Riquelme indagó por las condiciones que permitirían la salida del cordobés para conseguir, al menos, un préstamo. Además los otros nombres que Boca tiene en carpeta son Paolo Guerrero, Nicolás Gaitán y Mauricio Isla.