En el Sur, River apabulló 5-1 a Lanús y se acomodó en la Superliga a tres puntos de Racing.

A pesar del resultado final, la historia no comenzó de la mejor manera para el equipo dirigido por Marcelo Gallardo. A los 16 minutos de juego, Lautaro Acosta remató con una pifia, la pelota cayó en los pies de Maciel y el mediocampista definió cruzado ante Franco Armani para poner en ventaja al granate.

Con el correr de los minutos, River se fue asentando en el campo de juego y desde la jerarquía individual creció para conseguir la igualdad. A los 27 minutos, tras una gran jugada colectiva, Nicolas De La Cruz bajó de cabeza la pelota para que Scocco de media vuelta defina ante Ibañez para conseguir la igualdad. Y, a poco de finalizar la primera parte, el propio Scocco pudo convertir de cabeza, pero el arquero desvió una pelota de gol al corner.

En el complemento,el Millonario arrancó hecho una furia. A los 10 minutos, el juvenil Santiago Sosa, que había ingresado por Enzo Pérez en el primer tiempo, remató de media distancia, la pelota pegó en el palo y rebotó en el arquero Ibáñez para meterse pidiendo permiso. Con la ventaja a su favor, River se agrandó aún más, y hasta Luciano Lollo, quien no estaba teniendo un buen partido, de cabeza puso el 3-1.

El resto del encuentro dio para que el equipo de Nuñez se pueda florear: una serie de toques en velocidad, un cambio de frente de Moreira, una pared de Mayada y De La Cruz, River se puso 4- 1. En el último tramo, Exequiel Palacios cumplió con su cuota goleadora tras una buena habilitación de Borré.

Con este resultado, River acumula 13 unidades en la Superliga y sueña con pelear todo hasta el final. Por su parte, Lanús se hunde en el fondo de la tabla y empieza a pensar en los promedios en un corto plazo.