El equipo de Marcelo Gallardo ya ha alcanzado uno de los objetivos planteados para este semestre, y se ubica en repechaje para la próxima edición de la Copa Libertadores de América. Sin embargo, su situación en la presente edición del torneo continental no es la mejor y por eso decidió darle prioridad.

De esta manera, el Millonario afrontará la última fecha de la Superliga Argentina con un equipo alternativo y plagado de juveniles. Entre las novedades aparecen Luciano Lollo -de una gran inactividad acumulada-, Santiago Sosa, Jorge Carrascal, Hernán López Muñoz, Julián Álvarez, Santiago Vera y Lucas Beltrán.

La decisión del Muñeco seguramente le caerá bastante simpática a Tigre, que llegará al Monumental con el objetivo más que claro: salvarse del descenso. Una medida bastante lógica pero que seguramente despertará la bronca de Patronato, Belgrano y San Martín de San Juan, los otros equipos que pelean por mantener la categoría.