Este martes la dirigencia de River dio a conocer un plan de reforma para el Monumental que contará con una inversión de 177 millones de pesos. El objetivo es aprovechar estos meses en los que el fútbol será a puertas cerradas, y hasta posiblemente no se use el estadio ya que el Millonario podría ser local en su predio de Ezeiza, para iniciar una serie de obras que concluirían a principios de 2021. La eliminación de la pista de atletismo, el césped híbrido y un túnel común son los principales cambios que prevé esta “obra sin precedentes en el fútbol argentino”, como indicaron desde el propio club.

En primer lugar se hará un cambio en el campo de juego. Se instalará un sistema híbrido de última generación, “similar al de Barcelona, Real Madrid y Manchester United”. Con esta innovación, el pasto será más cómodo para los jugadores, resistirá más a los cambios de clima y evitaría las inundaciones ante una abundante caída de agua. “La combinación de un nuevo césped reforzado y un mecanismo de aireación de canchas de última generación pondrá al nuevo campo de juego del Estadio Monumental a la altura de los mejores estadios del mundo, en concordancia con los estándares sugeridos por FIFA y CONMEBOL”, expresa el comunicado del club.

Para modificar la superficie será necesario bajar el campo juego, lo cual permitiría eliminar la pista de atletismo que se encuentra en desuso y acortar la distancia entre la cancha y las tribunas. Además, “se construirá un nuevo túnel único por donde saldrán al campo de juego tanto el equipo local como el visitante”, al estilo europeo.

Para llevar a cabo la obra, que se extendería hasta los primeros meses de 2021 y se enmarca en el plan anual previsto de refacciones, financiado “con los ingresos corrientes” de la institución, River invertirá 177 millones de pesos a pagar en 12 cuotas.