El color de las tribunas es un condimento esencial en nuestro fútbol, más allá de que el disfrute sería el doble si pudieran acudir los visitantes. En medio de lo difícil que suena, hay un guiño de la dirigencia del Taladro para que el equipo de Marcelo Gallardo cuente con su gente.

La idea es poder albergar cerca de siete mil simpatizantes visitantes en el estadio Florencio Sola. En primera medida, la intención está y parece viable a la espera de la aprobación desde más arriba.

La determinación está en manos de los encargados de la seguridad y en las próximas horas habrá novedades. El duelo se disputará el próximo domingo, a las 21.30, con árbitro a confirmar.