La idea de River era clara: realizar una mini pretemporada del 6 al 17 de enero en Punta del Este, teniendo en cuenta que el 19 volverá el campeón de América a la actividad oficial. Sin embargo, por decisión de Gallardo, regresarán antes a Buenos Aires.

¿El motivo? La canchita que posee el complejo Solanas no es la ideal para un 11 contra 11: con muchos lugares desparejos y sin la medida reglamentaria (90 x 45), sólo es utilizada para trabajos físicos. Y las otras dos canchas ubicadas en las afueras, en otro predio del Club de Fútbol de Punta del Este en El Jagüel, están regulares. Eso ofuscó al Muñeco, que está en todos los detalles, y en base a eso se decidió volver el viernes.

Una opción que se barajaba era utilizar el Campus de Maldonado, precisamente donde se hará el partido del próximo martes frente a Nacional de Uruguay, aunque eso quedó descartado.