En el cierre de la Superliga, River superó por 2-0 a San Lorenzo en el estadio Monumental con goles de Ignacio Fernández y Rafael Santos Borré. El equipo dirigido por Marcelo Gallardo fue el ganador por haber tomado la iniciativa del encuentro y por haber tenido un Franco Armani en el momento que lo necesitó.

Desde el vestuario se plantearon dos posturas totalmente opuestas. River con iniciativa y San Lorenzo dispuesto a recuperar la pelota. A los 8 minutos, Marcelo Saracchi apareció por sorpresa y estrelló un remate en el travesaño, mientras que otros minutos más tarde, Ignacio Scocco definió a la derecha y la pelota pegó en el poste. El local tuvo algunas apariciones esporádicas, pero le faltó consistencia. 

En los primeros 10 minutos del complemento, River tomó nuevamente la iniciativa, mientras que San Lorenzo se mantuvo en su misma postura defensiva. Sin embargo,  Lucas Pratto comenzó a mirar atrás y asistió a Ignacio Fernández, quien con un fuerte remate abrió el marcador.

Con la ventaja a su favor, el Millonario se replegó un poco más en el campo, le cedió el control de la pelota a San Lorenzo y apostó al contraataque. Los comandados por Claudio Biaggio tuvieron la chance de empatar a través de un cabezazo impecable de Tomás Conechny, pero Franco Armani dio una muestra más de su gran jerarquía y mantuvo el arco en cero.

El ingreso de Rodrigo Mora y de Rafael Borré le dio a River más frescura en ataque. El propio colombiano se encargó de marcar el segundo gol tras una contra y antes de que la parte final del uruguayo remató un tiro libre en el travesaño.

River quedó tan solo como dos unidades de clasificar a la Copa Libertadores, pero se aseguró la Sudamericana y terminó la Superliga con una mejor actuación