Tras una larga negociación, los dirigentes de Independiente acordaron el pasado 30 de junio un pago de 450 mil dólares -que ya abonó- y otro en diciembre próximo por igual valor para quedarse con el pase definitivo del mediocampista, Andrés Roa. Ante esto, el colombiano expresó su felicidad por seguir en el Rojo y se comprometió para que el equipo “vuelva a ganar títulos”.

“Agradezco el apoyo de figuras tan importantes como (Ricardo) Bochini y (Farid) Mondragón para mi continuidad. No fue fácil la negociación. Ahora la espero respaldar adentro de la cancha, dejando cosas importantes para la institución”, indicó Roa en la conferencia de prensa virtual.

Luego agregó: “Fueron momentos de mucha incertidumbre. El saber que estaban ofreciendo dinero y Deportivo Cali decía que no, me traía temor, porque mi intención era seguir en el club”.

“Antes de volver a Colombia -por la suspensión del fútbol, continuando la cuarentena por la pandemia de coronavirus- le hice saber a (Lucas) Pusineri mi intención de seguir y eso ayudó a poder quedarme. Tiene una virtud que tienen pocos, que es frontal. A uno como jugador le gusta que vayan de frente; es su trabajo y lo está haciendo muy bien. Dentro del campo nos manejamos muy bien y tratamos de seguir su línea”, subrayó.

Sobre su rendimiento, dijo:: “En cuanto a lo que él me pide, sé que está contento con lo que venia haciendo en los últimos partidos y yo me siento muy cómodo como enlace. La camiseta 10 tiene mucha historia, representa mucha responsabilidad. Siempre me gustó esa camiseta, dependerá de muchas cosas, pero la portaría con muchísimo gusto”.

“Ojalá que con el transcurrir de los días se hagan las cosas bien, que el Rojo esté en el lugar que merece, en competiciones importantes, en ganar títulos y mi deseo es formar parte de un equipo que logre todo eso. La gente te hace sentir el cariño. Me lo expresan por redes sociales y es muy lindo sentir eso. Al principio fue complicado el reconocimiento, pero hoy siento un apoyo importante”, deslizó.