Luego de pasar por Huracán, Andrés Felipe Roa desembarcó en el Rojo de Avellaneda. La negociación se llevó a cabo con el dueño se su pase, Atlético Nacional, y hoy el cafetero brindó sus sensaciones al someterse a la revisación médica.

“Es un club con gran historia. Siempre tuve el deseo y las ganas de estar acá. Se demoró un poco y estaba ansioso por que se definiera todo, pero siempre me dieron la tranquilidad de que se iba a dar y estuve tranquilo, aunque quería ya estar con el grupo”, remarcó el colombiano que irrumpió con fuerza en la Superliga tras un buen semestre inicial en el Globo.

El Rojo ya tiene en el bolsillo a Alexander Barboza y Cristian Chávez, y tiene todo acordado para sumar a la tercera incorporación luego de varias idas y venida, con el interés que también demostró Estudiantes de La Plata por Roa.

Por su parte el volante colombiano se manifestó con las mejores sensaciones ya que “vi cómo se vive y se siente el fútbol acá y me ayuda para llegar” y contó que si bien mantuvo una conversación con Sebastián Beccacece todavía se deben una charla: “Tengo que hablar para ver dónde me necesita, y donde sea que él disponga voy a tratar de dar lo mejor”.