A horas de jugar una nueva semifinal de Copa Argentina, Rodolfo D’Onofrio, presidente de River, habló acerca de su futuro en la política, tanto en el club como a nivel nacional: “Me quedan dos años de gobierno. Es mi compromiso y una vez que termine esto estaré libre, porque ya no puedo ser candidato a nada en el club. Hacer política nacional es una deuda que tengo conmigo. Nunca lo he hecho pero siempre tuve un compromiso social muy grande y vocación para hacerlo”, explicó en una entrevista con el diario Clarín.

Sobre su relación con Mauricio Macri, actual presidente de Argentina, contó: “A Mauricio lo vi dos veces. Una por si comprábamos la tierra de River para ver si podíamos avanzar con lo del estadio y otra vez por intermedio de un amigo de él, que me decía que sería bueno que nos reuniéramos, y estuvimos 20 minutos en la Casa de Gobierno”, señaló. Luego, fue consultado por el vínculo que tiene con Alberto Fernández, presidente electo: “Tengo una relación con Alberto de más de 30 años pero no lo molesté. No hice nada. Sí lo felicité. Hemos chateado antes y después de las PASO también. Si se refieren a hablar sobre el fútbol argentino, no hablamos sobre eso”, manifestó.

Por el lado de lo futbolístico, D’Onofrio habló sobre el presente de River de cara a la final de la Copa Libertadores: “River tiene a Gallardo, a sus jugadores, a su hinchada. River es un todo. Somos un grupo muy unido. Te pueden ganar, como pasó el domingo con Central, pero el equipo está muy bien y los dirigentes e hinchas están muy unidos”.

El pasado 11 de noviembre, la Comisión Directiva de River presentó el balance de la gestión 2018/2019. “El próximo balance también vamos a dar pérdida porque no vendimos jugadores. Solo vendimos al Pity (Gonzalo Martínez) para este balance cuando había que vender por 30 millones de dólares. Nosotros teníamos ofertas para vender, pero privilegiamos mantener el plantel para disputar la competencia que estamos peleando. En algún momento vamos a tener que vender. Después de la devaluación y todo lo que ocurrió, las economías de los clubes argentinos se desequilibraron. Pero River tiene un activo inmenso que, con la venta de un jugador, le damos utilidad”, explicó el mandamás del club. Y finalizó diciendo: “Algún jugador vamos a vender. No sé a cuál. Sé que lo vamos a hacer porque River tiene ofertas. Algún jugador va a querer irse y eso al club también le sirve para poner en orden todo otra vez”.

Más de D’Onofrio:

El rival de la final de la Copa Libertadores: “Hay que jugarlo, los partidos se juegan. Flamengo tiene muchos más ingresos que un club argentino. De eso que no quepa duda. De televisión, tiene un ingreso de 50 millones de dólares y nosotros estamos entre 4 y 5 millones. Después nosotros jugamos la Copa Argentina que cuando ganamos recibimos 300 mil dólares como mucho y en la Copa de Brasil cobran 12 millones. Hay diferencia económica pero tenemos mucha fe. Va a ser una gran final y está muy bien si ellos se creen favoritos”.

La relación con el Chiqui Tapia: “Es correcta hoy y muy distinta a la que fue al principio. Creo que se dieron cuenta de que se equivocaron y estoy notando una actitud totalmente distinta. No podemos estar fuera de la AFA. Es la primera vez que sucede en la historia y les marcamos que era un error. Pero ya está, es pasado, a mí no me gustan las grietas. Miremos para adelante”.

El posible destino de Juan Román Riquelme en la política de Boca: “A Riquelme lo admiré siempre como jugador por más que me hizo sufrir mucho. Fue un jugador extraordinario. Ahora, por lo que leo, está viviendo otra cosa distinta. Constantemente tiene propuestas políticas y si quiere meterse en gestionar a Boca, bienvenido. Tener como presidente a Riquelme en Boca y yo siendo el de River durante estos dos años que me quedan sería interesante. Por eso dije que ojalá lo sea y que podamos dialogar acerca del fútbol argentino”.

Los rumores de Gallardo al Barcelona: “Eso no es cierto. Yo no sé de dónde salió ese invento. No hay ningún ofrecimiento. Que Marcelo tiene un futuro enorme no me cabe ninguna duda. Es un fenómeno. Es un técnico muy inteligente, humilde, líder, trabajador y ha demostrado su compromiso, no solo en los resultados, sino también con el trabajo en las juveniles. Ese es un trabajo muy importante que hace al activo de la institución. River está en buen camino”.