Fue un lunes complejo para los Zárate. A la decisión de Mauro de dejar Vélez para irse a jugar a Boca, en una decisión que aun sorprende en el mundo del Fortín, ahora apareció Rolando, hermano y exrepresentante del delantero, para echar más leña al fuego.

“Siento que me traiciona mi hermano, no el jugador. Hace más de 10 días que no hablamos. Esto no nos genera ningún beneficio, ni siquiera económico, nosotros estamos al margen de todo esto. A mí me clavó un puñal, ¿cómo lo voy a representar?”, expresó en Fox Sports.

Acto seguido, agregó. “Mauro es ídolo, es la cara de Vélez, no sé cuántos chicos se tatuaron la cara de Mauro, el nombre. A mí no me entra en la cabeza”.