Si hay alguien que se ha convertido en emblema de San Lorenzo en los últimos años, ese es Leandro Romagnoli. Luego de colgar los botines, el ídolo azulgrana decidió desempeñarse como Mánager del club. Aunque el Pipi estaría dispuesto a abandonar ese rol en las próximas horas.

Todo se definirá en una reunión que Romagnoli mantendrá junto a Matías Lammens el día miércoles. El presidente le pedirá que reconsidere su decisión e intentará convencerlo de que continúe al menos hasta junio. Mientras tanto, su entorno reconoce que no se siente cómodo en el cargo.

El Mánager no viajó a Barranquilla junto al plantel del Ciclón, que buscará sellar su pase a los octavos de final de la Copa Libertadores cuando enfrente a Junior. En el plano local, viene de eliminar a Huracán en la Copa de la Superlig y continúa en franca levantada. ¿Qué decisión tomará el Pipi?