Producto del acercamiento del Kily González con la reserva y las categorías menores de la institución, la dirigencia de Rodolfo Di Pollina dispondrá de tres contratos oficiales para tres jóvenes de la cantera.

La metodología que hace varias temporadas fue postergado, volverá con total comprensión, a la capacidad del club para congeniar jugadores de jerarquía, y la escaza acumulación económica, que esto puede producir en un contexto de mayor incertidumbre.

Es por eso que la asunción del director técnico consiste en solventar a aquellas distinciones de las distintas divisiones, en las que el defensor Lautaro Blanco, el delantero Luca Martínez y Mateo Tanlongo, son protagonistas. Este último, fue el que comenzó con el proceso de contrato a sus 16 años.

El volante que firmó su primer acuerdo, ha sido primordial en la experiencia del entrenador en la reserva, y en una ocasión fue parte de la práctica en Arroyo Seco con la directiva de Diego Cocca.