La novela de Nahuel Molina no tendrá final feliz para el club, dado que el defensor de 22 años se marchará el 30 de junio en libertad de acción, luego de rechazar varias propuestas de renovación de contrato. Se entrenaba apartado del plantel profesional en el último semestre y las negociaciones entre Juan Román Riquelme y su representante no llegaron a buen puerto.

Claramente, Miguel Ángel Russo lo iba a tener en cuenta pero la solicitud para aumentarle considerablemente el sueldo fue un condicionante que el Departamento de Fútbol no estuvo de acuerdo. El ultimátum de la CD fue con la confirmación de la lista de buena fe para la actual edición de la Copa Libertadores en la que no fue incluido.

Maneja propuestas de España, Italia, Alemania y Turquía, por lo que alternativas no le faltan. Incluso, se llegó a mencionar la posibilidad de cruzar de vereda si Gonzalo Montiel emigra a Europa y el lateral derecho de River no queda resguardado para Marcelo Gallardo.