Miguel Ángel Russo catalogó como muy parejo al fútbol argentino, de cara a la recta final del certamen con solo siete fechas por delante donde ser regular será vital, y donde Boca se encuentra a un punto del líder Argentinos Juniors.

“El fútbol argentino es competitivo como pocos en el mundo, no hago la diferenciación entre grandes y chicos. Faltan siete fechas, pero el torneo se cortó y ahora vuelve a arrancar, no hay un envión. El arranque depende de cada uno y mantener los niveles cuesta mucho”, analizó Russo.

Además no esquivó las dudas planteadas sobre la continuidad de Carlos Tevez y dejó en claro que lo tiene en sus planes: “Con Carlos estamos hablando de la parte futbolística, que es lo que más nos interesa. Sacar lo mejor de cada uno. Con la gente de fútbol nos entendemos rápido. Con él y con todos estamos hablando de las necesidades y las inquietudes que tienen ellos”, sostuvo.

Asimismo, Russo se mostró confiado de cara a las llegadas de Pol Fernández y aseguró que por más de que se haya enfriado lo de Paolo Guerrero el peruano todavía no se puede descartar porque “el libro de pases sigue abierto y todo puede suceder”.

Por último enfatizó que sería de gran ayuda para el equipo el retorno del colombiano Edwin Cardona: “Los jugadores que estuvieron en Boca tienen un plus, porque saben lo que es Boca. No es fácil y estamos con los tiempos cortos, por lo que achicar los períodos de adaptación sería bueno”, cerró.