Seguramente será un partido totalmente distinto al de Avellaneda, pero las alarmas se encendieron por el pobre nivel del equipo en una instancia clave que no permite errores. Al margen de que primero debe mentalizarse en el choque del domingo ante Independiente por la Copa Diego Maradona, el XI de Boca para el desquite copero tendrá varias modificaciones.

Los dos puestos en observación son los que estuvieron en duda de antemano: Leonardo Jara o Julio Buffarini como lateral derecho y la incógnita sobre Edwin Cardona, que no terminó de encontrar su lugar dentro de la cancha sin brindar soluciones. En su lugar ingresaría Franco Soldano, enemistado con el gol pero importante para oxigenar el ataque que tantos resultados le dio a Miguel Ángel Russo en la consagración de la Superliga. Tampoco hay que descartar la presencia de Ramón Ábila, que seguramente será probado este fin de semana frente al equipo de Lucas Pusineri.

¿Más nombres que pujan por un lugar? Obvio. Se podría romper el doble cinco entre Jorman Campuzano y Nicolás Capaldo para darle participación a Mauro Zárate en los últimos metros. En las semifinales ya espera Santos, que anoche eliminó a Gremio de una forma más que convincente.