Debido a una lesión en su rodilla izquierda, José María Calvo anunció su retiro del fútbol profesional a los 30 años. Durante su carrera, el lateral vistió la camiseta de tres equipos: Boca, Gimnastic de Tarragona y del Recreativo de Huelva. En su paso por el Xeneize, disputó 167 partidos y ganó 13 títulos.

En diálogo con Boca Late, Calvo recordó su estadía en el club: “Tenía al Negro Ibarra adelante, un lateral derecho de los mejores que vi y por eso también empecé a jugar por la izquierda, ya que Bianchi sabía que había comenzado las juveniles en esa posición porque manejaba las dos piernas por igual para pegarle a la pelota. A Boca no le iban a ganar por correr más. Además contaba con un gran profe, como (Julio) Santella, que nos tenía muy bien a todos”, sentenció.

Además, elogió a Carlos Bianchi: “Es una persona de mucho respeto. Te convencía de cualquier cosa, te motivaba y daba muchísima confianza. Conformaba grandes grupos y los manejaba muy bien. Todos teníamos alguna oportunidad de jugar y demostrar. Incluso, tenía contentos hasta a los que no les tocaba”, declaró el exjugador.

Por último, se refirió a los planteles que integró y aclaró: “Nosotros teníamos mucho hambre de gloria, tanto los grandes como los chicos. Sabíamos que podíamos quedar en la historia grande de Boca”, concluyó el Pampa.