Eduardo Salvio ha sido víctima de lesiones este semestre que lo privaron de tener continuidad en Boca. Sin embargo, el volante no se desanima y desafía a los que creen en tantas bajas se debieron a que no se cuidó bien.

“Se habla mucho, pero tuve una sola lesión. Sé que donde estoy siempre hay que dar explicaciones”, afirmó.

Y agregó. “Acá todo se comenta más de lo normal. Estoy tranquilo, porque sé la forma en la que trabajo y me cuido. Espero no tener más molestias… La única lesión que tuve fue contra Liga de Quito. Después me resentí y por eso no pude jugar todo el partido de ida con River. Lo último fue una contractura, que la tiene cualquier futbolista”