Ante la imposibilidad de usar la Ciudad Deportiva y el Nuevo Gasómetro para entrenar, debido a la instalación de un hospital sanitario para Covid-19, el presidente de San Lorenzo, Marcelo Tinelli le pidió permiso a Claudio Tapia para que su plantel entrene en el predio que AFA posee en Ezeiza.

De esta manera, una vez que el Gobierno habilite los entrenamientos, los jugadores del Ciclón se entrenarán en grupos en el predio de Ezeiza cumpliendo con el protocolo que establece testeos cada 72 horas y la prohibición de concentraciones.

A principios de la pandemia, San Lorenzo cedió su estadio para la instalación de una centro sanitario para atender a los vecinos de la Villa 1-11-14, ubicada frente al Nuevo Gasómetro, que fue uno de los focos de contagios de coronavirus en la Ciudad de Buenos Aires. Esta unidad sanitaria permanece debajo de la tribuna sur.