Luego de varios recesos sin muchas incorporaciones, los dirigentes del conjunto azulgrana decidieron romper el chanchito y los nombres nuevos llegaron a Boedo. El equipo comandado por Jorge Almirón protagonizó un mercado de pases muy intenso, en el que llegó a sumar diez refuerzos.

El último en llegar fue Juan Camilo Salazar, proveniente de Millonarios de Colombia. San Lorenzo adquirió el 50% de su pase en 1.350.000 dólares. El colombiano de 21 años se suma a Monetti, Castellani, Martínez, Torres, Loaiza, Fértoli, Peruzzi, Rentería y Pérez.