Se vienen buenos tiempos para Guillermo Sara. El arquero de Boca ya está recuperado totalmente de la lesión que lo tuvo todo el primer semestre de este año sin jugar y ya pudo demostrar su valía en el amistoso ante Nacional, atajando un par de penales en la definición.

“Me propuse llegar lo mejor posible al primer día de entrenamiento para empezar como si no hubiera pasado nada y fue así. En las vacaciones traté de no parar y seguir trabajando. Sobretodo la fuerza, para que el hombro esté estable. Me fue bien, no tuve inconvenientes con el hombro en toda la pretemporada y me pone muy contento”, dijo en TyC Sports.

Además remarcó la sana competencia que existe con Agustín Rossi y la importancia que le da Guillermo Barros Schelotto a los dos. “Es importante que el cuerpo técnico, la dirigencia y los compañeros confíen en el buen trabajo que se viene haciendo. A mi me ha tocado la primer parte del campeonato y a Agustín la segunda, y el equipo en ningún momento tuvo problemas ni sintió el cambio. Habla bien del trabajo que venimos llevando adelante y por qué no apostar y confiar en este proyecto”, confío.