El mandamás de los árbitros de la Asociación del Fútbol Argentino cuestionó severamente al juez que impartió justicia en el superclásico. Criticó su actuación y consideró que el encuentro no debió disputarse.

El director de Arbitraje de AFA, Miguel Scime, declaró que Mauro Vigliano tuvo una mala actuación en el superclásico y que el partido no se tendría que haber llevado a cabo debido al estado del campo de juego. Además aseguró que será parado.

“El árbitro vio lo que no era. El estaba bien posicionado, estaba puesto de manera perpendicular. El problema no es decirle te equivocaste, es buscar el por qué. Cuando llueve, todo se trasforma en lupa e hizo que vea lo que no pasó”, manifestó Scime en relación al penal que cobró luego de una supuesta mano de Fernando Gago, la cual nunca existió y que derivó en su expulsión.

Por su parte, el ex referí sostuvo que la cancha no estaba en condiciones aptas para que el cotejo se llevase a cabo: “El protocolo indica que no se tendría que haber jugado. El árbitro consideró que estaba para comenzar. Él decide, es una falacia que haya presiones. Con el diario del lunes se puede decir que la decisión no fue la correcta. La pelota no rodaba al ras del piso, no se podía jugar en esa cancha”.

En tanto, tal como suele pasar cuando un juez tiene una mala actuación, Scime afirmó que Vigliano será suspendido y que no dirigirá otro clásico en breve: “Será parado. Pero sí dirigirá a ambos equipos otra vez en un corto plazo”.

Desde AFA, y a través de la red social Twitter, se confirmó que el juez (junto a Patricio Loustau) no tendrán minutos en esta jornada, y remarcó la baja forma del referí que comandó las acciones en este River-Boca.

Foto: La Prensa