Hace dos semanas se hizo efectivo su arribo a La Plata, pero entre entrenamientos y ejercicios para ponerse a punto, la gente empezó a preguntarse cuándo volvería a ponerse oficialmente la casaca de sus amores.

Gabriel Milito prefirió no mandarlo a la cancha de entrada para que se acomode al ritmo del fútbol argentino ya que llegó desde Inglaterra recién recuperado de una lesión y con tres meses de inactividad.

¿La última vez que estuvo en cancha por el torneo local? Fue en diciembre de 2010, cuando el “Pincha” venció a Arsenal y se consagró campeón del Apertura de la mano de Alejandro Sabella. El único sobreviviente de aquel plantel es la “Gata” Fernández, quien seguramente estará desde el arranque.

Pasó por Rusia, Portugal y la Premier League, pero siempre tuvo la idea de pegar la vuelta a su casa. El sentido de pertenencia, asentado definitivamente con Juan Sebastián Verón en la presidencia, desencadenó en cumplir su anhelo de vestir nuevamente los colores de su corazón.