Gimnasia derrotó a Vélez por 2-0 en condición de local, con goles de Vegetti y Nacho Fernández. De esta manera, el conjunto de Troglio sumó su segunda victoria consecutiva. Por su parte el Fortín lleva seis partidos sin sumar de a tres.

En una linda noche platense, los dirigidos por Pedro Troglio brillaron en su juego y lograron un triunfo más que importante ante un Vélez que no hizo nada para contrarrestar la situación y no pasa por un buen momento.

El primer gol llegó temprano para el Lobo, que dominaba en todos los sectores de la cancha desde el principio. La jugada se produjo tras un centro desde la izquierda de Javier Mendoza, quien conectó la pelota hacia el área chica para la entrada de Vegetti, que sorprendió a el arquero Sosa con un gran cabezazo para poner el 1-0 parcial.

Luego del gol el local se agrandó y lo jugo a su ritmo, manejando la pelota de punta a punta desde los pies de Lucas Licht como eje del equipo. Además, mediante buenos desbordes de Mendoza y Fernández en ataque generaron situaciones claras en el arco rival para estirar la ventaja, pero Sosa se lucía e impedía una nueva caída de su valla.

En la segunda parte los dirigidos por el Turu Flores intentaron salir a buscar el empate, pero Gimnasia se plantó firme en la marca y lo golpeaba de contra, con las trepadas por las bandas de Oreja y Licht, quienes llegaban a lineas fondo y tiraban el centro.

La gráfica del segundo gol fue una copia del primero: otra vez de cabeza y a través de un centro que llegó al fondo del área chica, para que Fernndez anticipe en el salto a Papa y marque el 2-0 final.

Festeja media ciudad de la Plata junto a Gimnasia, que después de mucho tiempo, ganó dos encuentros seguidos y suma 13 unidades en el torneo. Por la otra vereda, el Fortín se marchó con otra derrota que lo deja cada vez más lejos en la tabla de posiciones.

Foto: Canchallena