A días de finalizar la presente temporada, comienza a moverse el mercado de pases de cara al 2020. River sabe que son los últimos dos partidos de Exequiel Palacios en el club, ya que fue vendido al Bayer Leverkusen. Por otro lado, uno de los candidatos a seguir su carrera en Europa es Lucas Martínez Quarta.

“Hay que estar al margen de estos temas. Para eso está el representante. En su momento quedamos que no me iba a comentar nada hasta el último partido. Lo que se habla, no tengo idea. Trato de estar tranquilo. Si se da, se dará. Tiene que ser un club que pelee por cosas importantes. A cualquier jugador le gustaría ir a Europa. Pero igual soy feliz acá en River, peleando cosas importantes. Es difícil irse de River”, señaló el defensor en rueda de prensa.

Consultado por la final de la Copa Libertadores ante Flamengo, señaló: “Vi los goles. El partido no lo pude volver a ver. Creo que por cómo se dio, cómo nos dolió. En lo personal no lo vi. Los goles creo que fueron dos errores y nada más que eso. Habíamos hecho un gran partido en 89 minutos en los que fuimos muy superiores. Esos tres minutos fueron para el olvido. Tenemos que mirar para adelante porque se vienen partidos importantes”.

Luego, continuó: “Es una cicatriz que quedará. Tardará en cerrar porque era una nueva Libertadores. Pero el sábado dimos una nueva muestra de carácter. Supimos reponernos. Estuvimos a dos o tres minutos de ganar una Copa. Ahora es importante levantar cabeza y seguir. Ganar otra Copa sería importante. Será una linda final con Central Córdoba”, indicó. Y se refirió a los festejos de los hinchas de Boca por el título conseguido por Flamengo: “Es depende de cada uno. Nosotros tratamos de estar al margen de eso y estuvimos jugando otra final de copa. No es para menos. Si ganábamos, festejábamos otra copa más”, resaltó.

Por último, elogió a Marcelo Gallardo y se refirió al futuro del entrenador: “A fin de cada año, él hace un balance. Ojalá se pueda quedar. Nos enseña. Es el mejor técnico de la historia de River”, cerró.