Tras vincularse mediante la prestación anual a la Universidad Católica, el entorno de Fernando Zampedri comienza a interactuar con ambos clubes acerca de la posible transferencia definitoria del atacante al equipo chileno.

El 31 de diciembre debería retornar a Central, producto de la renovación de contrato que se firmó previo a la cesión en enero, que une al futbolista con el “Canalla” hasta junio del 2022. No obstante, Ariel Holan cuenta con las condiciones del jugador y el mismísimo protagonista se encuentra a gusto en la institución: “Me encantaría quedarme en Universidad Católica, estoy muy cómodo”, confesó al referirse a la competitividad existente y la partición del club en la presente Copa Sudamericana.

En junio, Universidad desplazó la alternativa de adquisición por 1.700.000 de dólares, y a fin de año, la segunda oferta consta de 2.000.000 de dólares. El agente coordinara un viaje para pactar una hipotética transacción del atacante.