Fernando Signorini es uno de los pocos privilegiados de haber participado en cuatro mundiales, tres como preparador personal de Diego Armando Maradona (1986, 1990 y 1994), y durante Sudáfrica 2010, integró el cuerpo técnico del Diez. Antes de aquella Copa del Mundo, existieron algunas diferencias entre el entrenador de la Selección Argentina y Juan Román Riquelme, motivo por el cual el actual vicepresidente segundo de Boca tomó la decisión de renunciar a la Albiceleste.

“Lo de Román y Diego son temas personales, yo recuerdo cuando empezó esto, antes del Mundial de Sudáfrica, donde por supuesto Diego tenía a Román como titular indiscutible. Vinieron entonces unas declaraciones de Maradona diciendo que ‘así Román no me sirve’, no quería que llevara tanto la pelota, él lo consideraba decisivo pero no quería que se desgastara”, expresó Signorini en AM 770.

Además, manifestó: “No sé cómo Román habrá entendido eso, pero Diego lo admiraba mucho. Son dos figuras maravillosas del fútbol argentino y creo que ellos tendrían que dar un paso para adelante. Y después de que termine esto del coronavirus, darse un abrazo por el bien de nuestro fútbol”, subrayó el preparador físico.

Sobre el reconocimiento que le realizó Boca a Maradona en la última fecha de la Superliga, indicó: “Los seres humanos estamos hechos de cosas maravillosas y también de miserias. Tenía que haberse destacado la grandeza de los dirigentes de haber estado todos juntos. Es Diego, después podemos discutir sus afinidades o sus gustos y disgustos, pero en ese momento debe haber pocas cosas tan agradables para alguien como el reconocimiento”, sentenció. Y agregó: “¿Qué hubiera sido del fútbol argentino sin las conquistas de Diego?. Hay una especie de egoísmo que es reduccionista de la condición humana. Creo que Diego hubiera merecido otra cosa esa noche. Pero esta manera de partir las aguas, uno de un lado y otro del otro, me parece tristemente dudoso”, concluyó.