Ocho meses después llegó el esperado fallo del Tribunal de Disciplina de la AFA sobre aquel juego entre River y Atlético Tucumán, donde el Millonario no se presentó a jugar en el inicio de la pandemia de coronavirus: finalmente, y pese a estar los medios para disputarse aquel partido, el faltazo del Millonario quedará zanjado con una multa económica.

El descargo de River fue lo suficientemente convincente para evitar la quita de puntos que establece el reglamento de penas. En este año cargado de ida y vueltas, ante un tratamiento difícil de la pandemia, el cuerpo de la AFA eximió de un castigo deportivo al Millonario por entender que puso por encima el bienestar social por encima del reglamento, cuando otros partidos ya habían tenido lugar.

A futuro se estipula que el juego no tendrá lugar, al igual que Defensa y Justicia-Estudiantes, el otro encuentro que no llegó a jugarse en esa primera fecha de la extinta Copa de la Superliga, ya que la misma no validó para los promedios y las tablas de copas.