Hace dos semanas sufrió un leve desgarro en el recto anterior de la pierna izquierda y encendió las alarmas, sobre todo pensando en los Octavos de final frente a Athletico Paranaense, el martes 24 de noviembre en Brasil.

Sin embargo, evolucionó favorablemente y todos los cañones apuntan a que en las próximas horas reciba el alta médica para sumarse a los entrenamientos junto al resto del plantel.

En los últimos trabajos respondió muy bien e incluso intensificó las tareas con tal de estar presente el próximo viernes en el Florencio Sola, en la antesala al duelo de Copa Libertadores.