Más allá de que pidió disculpas públicas, y que incluso visitó la casa de Andrés Herrera, en compañía de su hermano Óscar, el castigo para Ángel Romero se mantiene sin cambios para el entrenador Mariano Soso.

El gemelo vivió su tercer día de trabajo al margen del resto de sus compañeros en San Lorenzo. El DT tomó la decisión el sábado pasado y la misma no habría caído bien en la dirigencia. De todas formas se especula con que de cara a la próxima semana volverá a ser parte del grupo.

Asimismo, el clima tenso se generó también con el comentario en Instagram de Fabricio Coloccini, quien utilizó la palabra “miserable” para referirse indirectamente al paraguayo, luego de la fatídica jugada que tuvo lugar el viernes pasado.