Desde el pasado 17 de marzo la pelota dejó de rodar en nuestro país, y sin actividad de la Copa Superliga por el momento, las empresas proveedoras de cable decidieron que sus clientes no deberán abonar el pack para poder ver los partidos de la Primera División.

Por caso Cablevisión explicó por las redes sociales que “al facturarse el mes de abril no se había decidido la prórroga de la cuarentena, y la consecuente suspensión del torneo oficial comunicado por su organizador Superliga Argentina de Fútbol”, por consiguiente se realizará “la correspondiente nota de crédito”.

Otro proveedor como DirecTV anunció que el cobro fue cancelado “temporariamente debido a la cuarentena obligatoria que rige en la Argentina para frenar el avance del coronavirus”.

Con Turner y Fox como dueños de los derechos de televisación en territorio argentino, quienes deseen ver los encuentros de la Superliga deben abonar hoy en día unos 665 pesos.