Cinco minutos de juego y una pelota en disputa expulsó del campo de juego a Nahuel Tenaglia. La oposición de Francisco González fue extrema y la estabilidad del joven defensa se desmorono en el campo de suplentes, en un subsuelo que le propició un fuerte dolor.

Posterior a los quince minutos del acontecimiento, el futbolista fue preservado y en estas horas analizan si la fisura provocada en uno de sus tobillos, responde a su salida prematura del equipo, ya que en la partida de Rosario los médicos le colocaron una bota ortopédica.

Referido a ello, Augusto Schott remarcó en Futbolemico: “A Nahuel lo están evaluando. Todavía no sabemos nada, soy consciente que es una posición donde no hay muchos jugadores”.