Lucas Olaza emigró a Boca a mediados del año pasado por 12 meses a préstamo. Ahora, el uruguayo podría volver a Talleres, su antiguo club.

El conjunto cordobés busca un lateral izquierdo, y en el Xeneize hay abundancia (además están Mas y Fabra, ya recuperado de una lesión ligamentaria). Sumado a que Boca liberaría un cupo de extranjeros, la chance de que se corte la cesión es posible.

Talleres esperaría hasta fines de esta semana para definir si puede contar nuevamente con un futbolista que le dio muchos dividendos.