Tigre y Talleres no se sacaron ventajas en la tarde calurosa de Victoria e igualaron sin goles en un encuentro que tuvo varias incidencias. Los cordobeses contaron con una oportunidad inmejorable a través de los 12 pasos, pero Olaza falló el penal y además no supieron aprovechar la ventaja numérica de contar con un jugador más durante 45 minutos.

El inicio del partido fue favorable para los dirigidos por Cristian Ledesma. Tigre fue un equipo aguerrido, de un gran despliegue y que tuvo sus chances a través de un cabezazo de Lucas Janson o de un remate de Ignacio Canuto tras capturar un rebote en una jugada parada. A su vez, el árbitro Mauro Vigliano sancionó un penal a favor de la visita y sobre el final del primer tiempo expulsó a Sebastián Prediger y el conjunto de Victoria se quedó con 10 jugadores.

El inicio del segundo tiempo tuvo a un Talleres tomando la iniciativa del partido, pero sin profundidad. Tigre agrupó bien sus líneas, por momentos dio la impresión que tenía once jugadores y planteó el partido de igual a igual. Lo pudo ganar a través de algunas arremetidas de Lucas Menossi o de Janson, pero sobre el final sintió el desgaste físico. Los visitantes tuvieron sus chances sobre el final, primero un cabezazo de Santiago Silva que se fue desviado y luego Daniel Imperiale sacó un remate en la línea.

Con este resultado, Talleres suma 35 unidades y queda ubicado en segundo lugar a ocho de Boca, mientras que Tigre suma 15 puntos en su lucha por mantener la categoría. En la próxima fecha, la T recibirá a Atlético Tucumán, mientras que el Matador visitará a los dirigidos por Guillermo Barros Schelotto.