Tigre apabulló 5-0 a Atlético Tucumán por la ida de las semifinales de la Copa Superliga y prácticamente selló su pase a la final del 2 de junio en Córdoba.

El Matador jugó un fútbol arrollador y superó desde el primer minuto a su rival, que volvió a recibir varios goles como visitante (Talleres le hizo 3 y River 4 en esta certamen).

En el primer tiempo, sacó ventaja con los goles de Menossi y Cavallaro. En el complemento, los de Gorosito, clave en este resurgir (increíble que la próxima temporada deba jugar en la B Nacional), remataron al Decano con otro tanto del exUnión, Cachete Morales y Colazo, todo en apenas 15 minutos.

Para colmo de Atlético, los pocos ataques que pudo concebir terminaron en las manos de Marinelli, también factor importante en el triunfo.

La revancha se jugará el próximo sábado a las 18.45 en Tucumán, pero esta serie huele a liquidada y, salvó una catástrofe, Tigre está en la final.