Tigre atraviesa un presente con una mezcla de angustia y esperanza. La victoria en Córdoba ante Talleres le permite seguir soñando con la permanencia en Primera División, aunque por delante tiene dos partidos más que complicados ante el puntero de la Superliga Argentina y el último campeón de América.

El domingo 31, el Matador recibirá a Racing en el estadio José Dellagiovanna y tomó la decisión de no dar ningún tipo de ventaja. Es por eso que desde las redes sociales del club anunciaron que el encuentro será únicamente con hinchas del conjunto local.

Será un partido bisagra para ambos. La Academia podría coronarse campeón del torneo, mientras que los de Victoria necesitan sumar de a tres para despegarse del triple empate que hoy mantienen junto a Belgrano y San Martín de San Juan.