No es bueno el presente de Tigre. El Matador coquetea con el descenso desde inicio de temporada y no puede emerger del fondo. A siete fechas para el final de la Superliga, el conjunto de Victoria se quedó sin entrenador, ya que Mariano Echeverría dio un paso al costado.

Tras empatar 4-4 ante Banfield en el partido de la fecha, el exjugador decidió marcharse después de haber dirigido solo once encuentros, con tres triunfos, tres igualdades y cinco caídas.

Hasta encontrar un reemplazante, quedará como encargado del primer equipo Juan Carlos Blengio.