En un intenso partido, sobre todo en el primer tiempo, Tigre y San Lorenzo igualaron 2-2 por la primera fecha de la Superliga.

El Matador salió con todo a llevarse por delante a su rival, tanto que a los 10 minutos ya ganaba 2-0 por un golazo de Menossi y una definición de Fede González, que nació en un mal saque de Navarro.

San Lorenzo estaba incrédulo, impreciso y nervioso en el campo de juego en ese primer cuarto de hora. Biaggio gritaba desde el banco, pero no obtenía respuesta de sus dirigidos, mientras que su rival jugaba con la ventaja generada.

A los 25, sin embargo el Ciclón empezó a encauzar el encuentro. En un balón detenido, Blandi logró el descuento, pero el árbitro Espinoza lo anuló, aunque buscó ayuda en el línea, que advirtió que no había offside del delantero. 1-2 y a remar para el visitante.

El empate tardó diez minutos en llegar y se dio por un yerro defensivo de Canuto, que le posibilitó a Reniero definir ante la salida de Marinelli. Así, San Lorenzo tenía un empate por el que poco había hecho.

El complemento mostró la misma carga de emotividad, pero no hubo más goles. Ambos gozaron de chances ciertas para quebrar la paridad, pero quedó la sensación de que un empate justo e interesante a futuro, sobre todo para el Matador, que debe sumar muchos puntos para no sufrir con los promedios.