Luego de confirmarse el clásico entre Rosario Central y Newell’s, por Copa Argentina, se comenzó a debatir en qué estadio se disputaría y si habría público de ambos equipos.

Pero, el fútbol argentino sigue demostrando que está en su peor momento, ya que el clásico se jugaría a puertas cerradas y fuera de Santa Fe. Esta tarde, la página oficial de la Copa Argentina, emitió un comunicado: “Por decisión del Gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, el clásico rosarino no se jugará en la provincia, ya que no existen garantías para que el encuentro, correspondiente a los cuartos de final de la Copa Total Argentina, se dispute con ambas parcialidades”, puntualizó.

Sin confirmación oficial por el momento, el encuentro se jugaría sin público en el Estadio de Lanús.