La derrota de ayer ante River dejó secuelas en el seno académico. A la espera del partido de Defensa y Justicia, para saber si el Halcón iguala la línea del puntero de la Superliga, el equipo de Avellaneda quedó convulsionado por el cruce entre Ricardo Centurión y el Chacho.

El entrenador de la Academia, junto a la mesa chica dirigencial compuesta por el presidente Víctor Blanco y el secretario técnico Diego Milito, tomaron la determinación de separarlo del plantel profesional.

Centurión eligió el silencio en el Monumental, pero en su cuenta de Instagram compartió una frase de Ernest Henry Shackleton, un explorador del siglo XIV: “Los hombres no se hacen a partir de victorias fáciles, sino en base a grandes derrotas”.

Ayer por la noche todo estalló cuando Racing ya caía 2 a 0 y el DT mandó al 10 a la cancha, provocando una reacción que el Chacho eligió no responder en caliente. Hoy llegó la sanción para el jugador.