Es un hecho que Rosario Central se desprende de Emanuel Brítez. El jugador decidió dar por finalizada su estadía en arroyito, pero la dirigencia de Rodolfo Di Pollina aún debe abonar el monto por la transacción que se llevó a cabo a mitad del año pasado, y que supeditaba la permanencia del santafecino hacia junio del 2022.

Si bien el “Canalla” adquirió la mitad del fichaje, la contribución porcentual podría desencadenar en una cesión definitiva a Lanús. El presidente del conjunto del sur retorno a las tratativas según afirma el diario La Capital.

Por la mitad del pase, el importe son 500.000 dólares, que serán atribuidos a Unión en caso de ejercerse la transacción. No obstante, la directiva del “Granate” notificó que, en junio de 2021, la condición por el defensor obliga al contribuyente a adquirir el otro cincuenta porciento de su pase.

Esta normativa desconcierta a Lanús, y solo acatará a la operación si se prolonga tal requerimiento de transferencia totalitaria. A lo largo de esta semana puede haber una señal de arreglo, siendo el jueves 29 la culminación del proceso de transferencias en Argentina.