Portland  Timbers se consagró campeón de la MLS is Back (nombre que adaptaron al formato debido a la pandemia). El plantel cuenta con tres argentinos: Diego Valeri, Sebastián Blanco y Tomás Conechny. A dos días de obtener el título, Valeri recordó su pase por Lanús y dejó en claro su deseo de tener un nuevo ciclo en el Granate.

“Yo amo Lanús. Es mi casa, mi escuela, y es un deseo deportivo para mí ponerme una vez más la camiseta de Lanús. Esto no es un juego, ni una decisión que nazca de mí, pero tengo el deseo de volver a hacerlo”, sentenció en diálogo con Sportia. Además, se refirió a su relación con Blanco: “A Seba lo conozco muy bien desde las inferiores de Lanús y por haber jugado en Primera. Está muy contento de estar acá y de tener gente amiga, que es muy importante cuando uno está afuera. Tenemos una gran relación y estamos contentos de seguir consiguiendo cosas juntos”, indicó.

Por otra parte, el volante fue consultado por los festejos tras obtener el título y opinó acerca del formato que adaptó la MLS: “Lamentablemente se pudo festejar poco y nada por el tema del coronavirus. Tuvimos que volver directamente. Fueron algunos hinchas a recibirnos al aeropuerto. Fue una experiencia única, muy original. Fue muy duro porque había un protocolo muy estricto de separación, cada uno en su habitación sin contacto con el resto más que para entrenar”, señaló.

Para terminar, habló sobre el prestigio que fue ganando el certamen estadounidense: “Muy probablemente haya prejuicio cuando se critica a la MLS. Ahora se está acomodando a un nivel de competencia distinto al que era antes. Los jugadores están considerando esta liga para tener un desarrollo profesional y tener otro salto a otro lado también. La liga se va a ir ganando el prestigio deportivo de a poco”, cerró.