[VIDEO] El equipo del Turu Flores arrancó con el pie derecho el torneo de Primera División y venció a Tigre, en Victoria, por 1 a 0, pese a jugar casi todo un tiempo con diez. El gol lo hizo Caraglio, en su estreno con la V azulada.

Vélez se llevó un valioso triunfo, sobre el final del partido, ante Tigre en Victoria. El triunfo fue por 1 a 0 en el debut de ambos en el torneo de Primera División 2014.

El Fortín fue mejor en la primera etapa, sobre todo manejando el balón en la mitad de la cancha y apelando a la movilidad en ataque de Lucas Pratto y de Roberto Nanni, que recibían de espaldas al arco rival para que el juego siga fluyendo. Pero cuando el DT del Matador, Fabian Alegre, se dio cuenta de la descompensación que sufría su equipo en ese sector del terreno, improvisó una línea con cinco volantes (Arzura, Ellacopulos, Peñalba, Wilchez e Itabel) y neutralizó la zona, pero también dejó a su equipo sin chances de avanzar en campo contrario, porque Janson peleó sólo contra los zagueros y laterales del conjunto del Turu Flores.

Ninguno de los dos equipos pudo romper los esquemas en la etapa inicial, excepto por una única jugada en la que el volante velezano Jorge Correa se filtró por el centro de la defensa de Tigre y exigió al arquero García, que ya revolcado en el césped, vio como el rebote que capturó Papa, y posteriormente Desábato, no terminaron dentro de su arco de milagro.

En el complemento los de Liniers salieron más despiertos: Nanni se ubicó afuera del área para pivotear, y al primer minuto envió un buen centro roscado al segundo palo que no pudo conectar con precisión Rolón, y se fue cerca del palo derecho de García. Y cuando Vélez más tenía la pelota y, sobre todo, las intenciones de inaugurar el marcador, Correa le metió un patadón a Peñalba y se fue expulsado.

Con la obligación de ir a buscar el partido, Alegre movió el banco y mandó a la cancha al Chino Luna, a Rusculleda y a Vitti, pero sus cambios fueron puesto por puesto, y cambió frescura por cansancio, no la pobre identidad que había mostrado en la etapa inicial. Luna se recostó sobre la derecha para intentar asociarse con Galmarini, pero fueron sólo en circunstancias efímeras que encontraron conexión. Aunque el delantero tuvo el gol en sus pies cerca del final del partido.

Pero el que consiguió frutos luego de tanto esfuerzo fue Vélez, que no se conformó con su funcionamiento pese a tener un hombre de menos y que logró mantener a tres delanteros en cancha con el ingreso del recién llegado Milton Caraglio. El exgoleador de Central y de Arsenal demostró toda su categoría para definir a los 42 minutos, cuando recibió una pelota aérea, filtrada entre los centrales, de Cabral, y la picó por encima de la humanidad del portero Matador.

Vélez fue más ambicioso y se quedó con una victoria importantísima para que su DT encuentre la confianza que había tambaleado durante el semestre pasado, e incluso en el errático arranque de este, quedando afuera de la Copa Argentina a manos de Estudiantes de Buenos Aires, equipo de la B Metropolitana. Tigre, por su parte, deberá trabajar mucho para encontrar un patrón de juego que lo identifique y poder suplir las ausencias de jugadores claves en torneos anteriores como Leone, Castaño y Matías Pérez García.

En la próxima fecha, Vélez recibirá el sábado 16, a las 17.15, a Arsenal y, ese mismo día, a las 15.00, Tigre visitará a Olimpo en Bahía Blanca.

El gol de Milton

Foto: Prensa Vélez Sarsfield