Fabián Cubero deberá ser operado por una sinovitis en su rodilla derecha y estará cerca de dos meses sin jugar.

El defensor de 40 años, que no fue al banco en ninguno de los dos partidos de la Superliga que recién arrancó, está atravesando sus últimos meses como jugador de fútbol profesional.

Inicialmente, su idea era retirarse a fin de año, aunque con este parate habrá que ver qué decide hacer.