Una vez más la Superliga vuelve a cobrarse rápidamente otro entrenador. Esta vez fue Juan Pablo Vojvoda, quien este lunes se despidió del plantel de Huracán luego de la categórica goleada que River le propinó en el Tomás Ducó.

“Las despedidas nunca son buenas. Igualmente ayer había tenido una reunión con le presidente, donde me comunicó su decisión. Yo soy honesto y le quiero comunicar a la gente como se lo comuniqué a los jugadores, que mi intención era seguir. Mis fuerzas estaban con las condiciones apropiadas para continuar”, expresó Vojvoda a TyC Sports tras pasar por La Quemita para despedirse del plantel.

Su breve ciclo empezó con la eliminación en Copa Argentina ante Godoy Cruz, y luego el panorama en la Superliga entregó una victoria y dos recientes goleadas (4-1 ante Newell’s y 4-0 el sábado pasado con River) que fueron demasiado para la comisión directiva del cuadro de Parque Patricios.

“Fueron dos partidos duros, que nos dolieron. Pero bueno, las decisiones fueron tomadas y no hay nada más que hacer. Tampoco voy a desearle un mal mayor a Huracán, sino todo lo contrario. Yo quiero lo mejor para el grupo y la institución. Creí que lo mejor era continuar con este proyecto, pero la dirigencia opinó que estaba terminado, y así fue”, concluyó Vojvoda.

Apenas se conoció la salida del entrenador comenzó a cobrar fuerza el nombre de Eduardo Domínguez para hacerse cargo del plantel, con un paso previo entre 2015 y 2016 donde el Globo alcanzó la final de la Copa Sudamericana. Incluso el presidente Alejandro Nadur lo posicionó como el máximo candidato más allá de haber surgido diferencias entre ambos en el ciclo anterior.