Viene de ser protagonista tras una semana brava: su pase al Rojo no se concretó y tuvo innumerables chances de marcar en el 0-0 ante Aldosivi. Con presente en Rosario Central y garantía por parte de Edgardo Bauza, se enfocó en el hoy: “Lo sucedido ya quedó atrás”.

“Arrancamos una semana verdaderamente linda, todos sabemos lo que se vive en esta ciudad. Estoy contento por este partido, porque hay que disfrutarlo. La espera se hace corta y larga a la vez, pero ya queremos que llegue el domingo”, destacó en conferencia de prensa.

El duelo frente a Newell’s será una prueba de fuego para el campeón de la Copa Argentina, que encima viene afilado en el arco de enfrente. “Es un clásico y siempre se juega diferente. Va a estar trabado, pero venimos de convertir dos goles en el último partido, así que esperemos que se dé de la misma manera”, cerró.