La guerra Mauro Zárate-Vélez sigue sin cesar. Tras los festejos y las declaraciones del jugador luego de la serie de la Copa Superliga, la institución de Liniers tomó cartas en el asunto y actuó contra el delantero.

La Comisión Directiva de Vélez decidió expulsarlo a Zárate como socio del club. La dirigencia se amparó en el artículo 28 inciso b y c del estatuto social. Ambos apuntan contra la inconducta notoria y hacer intencionalmente daño a la institución.

La semana pasada, los dirigentes de la oposición de la actual dirigencia de Vélez, habían elevado un pedido formal para declarar al delantero persona no grata para impedirle volver a pisar el club excepto como integrante de una delegación visitante. Finalmente, no pudieron llevar a cabo dicho pedido por implicancias legales.